¿Y si en esa inauguración amable / del Café de Fábula se produce / aquello inesperado que conduce / al filo del encuentro formidable? <<a Xosé Manuel Barros en su coche el 13 de julio, carretera a Arteixo

Despiértame, tocándome en la frente.
Al final del camino estás, torrente.

MOUNTAIN STREAM

Vampiro efebo, femina vortex, gitana.

Con el torrente burlón de tu mirada
arder podría una montaña de papel…;
nada,
Maribel.

IMPUESTOS A PAGAR PARA DORMIRSE

Noche de viernes.

Apago la luz y me acuesto.

Estirado a lo largo de la cama, descalzo, creo saber dónde tengo los pies porque las tinieblas están tan pegadas como en el fondo de un bote de veneno para ratas. Alrededor de los huecos que cuela la obscuridad de la poca luz que por la claraboya entra, la realidad del cuarto reafirmarse quiere. Pienso en un vago parecido con un límite en las uñas de mis pies, creo adivinar dónde termino, pero no a dónde voy, ya que tardo en dormirme, que es como voy.

El funeral de la luz en procesión por la claraboya pasa.

Estirado a lo largo de las sienes, escucho el clop-clop-clop del silencio que han hecho las cosas terrenales en el tiro de animales de mis venas, en una profundidad como ésta de las doce. Donde están mis pies termina mi persona, empieza lo arbitrario del cálculo del ser que bombea, bucea, divisa y desciende… a la fosa de las Marianas, once mil metros abriendo y cerrando el obturador de su recuerdo que no ocupa lugar sino su propia bradicardia.

Por la abertura abisal de la fosa verde de sus ojos, once mil metros desciendo.

Cuando vuelva a verla otra vez, estaré ya dormido. Estoy…, estuve once mil metros descendiendo.

19 de agosto

Esta entrada fue publicada en Poesías sueltas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Y si en esa inauguración amable / del Café de Fábula se produce / aquello inesperado que conduce / al filo del encuentro formidable? <<a Xosé Manuel Barros en su coche el 13 de julio, carretera a Arteixo

  1. Como me gusta,no paro de leerlo una y otra vez la de “Impuestos a pagar para dormirse “,que grande eres…

  2. David Ramos Castro dijo:

    Si los impuestos se pagasen todos así, tal vez las colas serían menores, los intentos de evitarlos mayores, pero algunos “lunáticos” poéticos, pobres de solemnidad, devenidos modelo de ciudadanía y pago en punto, estaríamos demandando nuevas subidas para poder verter más poesía (aunque sea en prosa), como la tuya, mi lánguido capitán, amigo de aventuras por mares sureños en busca de la tripulación traidora y la bella e inocente muchacha gauginiana que besase nuestros rostro fulminado por las llamas. Sí, pediríamos más impuestos, más subidas para poder bajar aún más abajo de once mil metros de nuestros pies. Pero ¿a quién se lo pediríamos, si el gobierno seguiría siendo manoseado por imbéciles que sueñan en IVA, y no en VIDA? Sigo soñando… Un abrazo desde la rêverie francaise, moi, le nouveau flâneur au-dessous de la tempête…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s